1. Portada /
  2. Qué hacer /
  3. Blog /
  4. Benissa, un lugar medieval dónde ...
volver

Benissa, un lugar medieval dónde adentrarse al pasado

¿Quieres conocer que puedes hacer en junio en Benissa? Pues te ofrecemos un plan que no podrás rechazar: descubrir las fiestas de Moros y Cristianos. Una fiesta que conmemora y representa la Reconquista, es decir, la victoria del bando cristiano de Jaume I sobre el bando musulmán encabezado por el cabdil moro Al-Azraq.

Un lugar medieval

Benissa cuenta con un centro histórico de origen medieval que te recomendamos recorras; te adentrarás en otra época.

Una fiesta declarada de interés turístico

Las fiestas de Moros y Cristianos de Benissa han sido declarados recientemente como Fiesta de Interés Turístico provincial, lo que le da un gran reconocimiento. Las fiestas, en honor a San Pedro, se celebran el fin de semana más cercano al 29 de junio.

Origen de la fiesta de Moros y Cristianos en Benissa

El inicio de la fiesta está vinculado a las fiestas patronales de la Puríssima Xiqueta, concretamente fue en el año 1974, tras el cambio social y económico, habían nuevas necesidades profesionales con lo que llegaron a Benissa trabajadores relacionados con el sector inmobiliario procedentes de Xixona, Villena, Alcoi y Concentaina, que añoraban sus orígenes y con ello una fuerte tradición de las asociaciones festivas. Un grupo de técnicos de una empresa constructora, con el consentimiento del Ayuntamiento, pidieron permiso para que dentro del programa de fiestas incluir una filà improvisada de benisseros y otra filà de Xixona, junto con una tercera compuesta por las mujeres de los primeros. Ya en el año 1979 quedó evidentemente demostrado que la fiesta tenía un importante peso, así que a partir del 1980 la fiesta de Moros y Cristianos en honor a San Pedro quedó completamente desvinculada de las Fiestas de la Puríssima Xiqueta.


Destacamos...

Espectaculares desfiles con fastuosos vestuarios que te dejarán con la boca abierta, música, pasacalles, dulzaina y timbales, pólvora, embajadas que veneran los viejos combates, son algunos de los actos que podemos disfrutar durante estos días:

 

Gran Entrada. Sábado por la tarde

Uno de los actos más importantes de las Fiestas de Moros y Cristianos es la entrada del sábado, un desfile en la que las 5 filaes del bando cristiano y las 6 filaes del bando moro, acompañadas de sus correspondientes bandas de música, mostrarán todo su esplendor desde la Calle València hasta el final de la Calle Nou. Un acto muy colorido con admirables vestimentas, bailes ancestrales, combates y música que le dan a la entrada su mayor esplendor.

Asedio moro y embajada mora de Benissa. Domingo noche

El domingo, cuando comienza a anochecer, empieza el asedio del bando moro desde la plaza del convento hasta el recinto del castillo, las diferentes filaes moras disparan sus arcabuces al aire a modo de lucha. Durante la embajada mora, representación en la que intervienen el capitán, el embajador y el centinela de cada bando, que suele preceder a una batalla de arcabucería, instantes después los moros toman el castillo.

Asedio cristiano y embajada cristiana de Benissa. Lunes mañana

A la mañana siguiente del asedio moro, se realiza el asedio del bando cristiano desde la Plaza del Portal hasta el castillo, las filaes cristianas recorren las calles Benisseras arcabuz en mano. Acto seguido y en el recinto del castillo se celebra la Embajada Cristiana, para a continuación reconquistar el castillo por parte de las fuerzas cristianas de la villa de Benissa.

La Música

La música tiene un importante papel en esta fiesta. El jueves anterior a la entrada, se realiza un concierto de música festera en la plaza Jaume I a cargo de la Colla de Xirimiters Pere Bigot y la Sociedad Lírica y Musical de Benissa.

Además en cuanto a la creación musical, la gran mayoría de las filaes cuentan con piezas musicales propias, dos de ellas, la filà Llauradors y la filà Califes, poseen piezas compuestas por músicos locales.

Cabe destacar la noche del sábado tras el gran desfile, las filaes cenan en sus Cábilas (locales propios) y luego ofrecen música de las bandas o charangas a todo aquel que les quiera visitar.

Programa