1. Portada /
  2. Qué hacer /
  3. Blog /
  4. Las 5 mejores fiestas de verano que...
volver

Las 5 mejores fiestas de verano que no te puedes perder en Benissa

Llega el calor, y con él las fiestas de verano. Anímate a disfrutar de las fiestas de Benissa, no te arrepentirás.

Benissa y sus fiestas de verano

En Benissa no pueden faltar las fiestas de pueblo, y es que son muchas las fiestas de verano que se celebran aquí. En este post vamos a hablarte concretamente de 5 fiestas estupendas que se realizan en julio en partidas rurales o barrios del centro histórico de Benissa.

Fiestas del barrio San Antonio

Las primeras fiestas del mes de julio, son las del Barrio de San Antonio, fiestas que se celebran en la calle llamada con el mismo nombre.

Como es tradición no puedes faltar a la “Entrà de la murta”, un acto que además de disfrutar de la música de la dulzaina y el tambor, que acompañan al pasacalle, al terminar la misma, podrás recorrer la calle y sentir el aroma que desprende la murta.

Las verbenas de barrio es una de las experiencias que más gustan en verano, llevarte tu cena y disfrutar de la música al aire libre en un entorno privilegiado como es el casco antiguo de Benissa.

Otro acto destacable de estas encantadoras fiestas es el pasacalle con la imagen del patrón del barrio, San Antonio, acompañados siempre de dulzainas y tambores hasta la Iglesia.

Las fiestas de la partida de Pedramala

Estas fiestas son especiales, no solamente por sus actos sino por su espectacular entorno. Si no conoces la ermita de Pedramala, en honor a San Vicente Ferrer, has de visitarla, puesto que sus vistas al mar son espectaculares.

Imagina como será pasar una noche de verbena en un escaparate como este.

Las fiestas de Benimarco o San Jaime

Las fiestas de San Jaime, se celebran en la partida rural de Benimarco, en una pequeña placita junto a la preciosa ermita de San Jaime, que data de 1884. A su izquierda y separada de ésta, tenemos lo que en su día fueron las escuelas. Desde aquí tenemos unas vistas impresionantes sobre una franja del litoral.

Estas fiestas es uno de los platos fuertes de las fiestas de verano de Benissa. Esta partida, ubicada entre los municipios de Benissa y Teulada, disfruta de nada más y nada menos que de 8 días de fiesta, lo que refleja la importancia de este pequeño núcleo de población. La tradicional plantada del pino, carreras de gallos, cenas populares y procesiones, así como verbenas y vaquillas, son algunos de los actos que podemos encontrar en este maravilloso lugar. Destacando el día de San Jaime, día 25 de julio, en el que tras pasar una velada gastronómico-musical, se disparan fuegos artificiales o el día de Santa Ana, día 26 de julio, en el que podrás participar del concurso de paellas. ¡No olvides probar el agua-limón casero!

Las fiestas de Santa Ana

Esta partida de Benissa, también tiene su fiesta, el día de la patrona, el 26 de julio. En un entorno precioso, su ermita es la más antigua del término municipal. Data de 1613, dispone de una bonita fachada en piedra arenisca con puerta de arco de medio punto. Aprovecha ese día para conocer su interior y contemplar sus preciadas pinturas “al secco” de estilo barroco datadas del 1709, que solamente se pueden observar cuando son fiestas, el resto del año esta ermita permanece cerrada.

Entre sus actos, no te puedes perder la romería a la ermita, y tras ella es tradición llevar las típicas “cocas” de pisto o aceite, que las puedes comprar en cualquier panadería de Benissa, y cenar en plan pic nic en la bajada a la ermita. Y que mejor que terminar la noche con la verbena en un entorno muy rural.

Las fiestas dels Lleus

Por último, tenemos las fiestas de la partida Lleus, otra de las fiestas de verano de Benissa. Como es tradición, puedes degustar las típicas cocas, en las que generalmente la misma comisión invitan a los asistentes, seguido de cómo no, la típica verbena siempre en el mejor entorno, junto a la preciosa ermita dels Lleus, que data del S. XIX.

Otro de los actos a destacar es la entrada del “Pa Beneït”, un dulce típico que se suele repartir en fiestas religiosas tras la misa. Y tras ella, la tradicional carrera de gallos, en el que los más pequeños podrán disfrutar.